Black Mirror

TEMAS:

Alegoría de nuestra sociedad:
Todo el universo que Black Mirror construye en este episodio es una alegoría de nuestra actual (no futura) sociedad. Bing y los demás habitantes pasan sus días ejercitándose en una bicicleta (trabajo) para poder obtener créditos (dinero) y poder así gastarlos en diferentes formas de entretenimiento para sopesar el estrés de su rutina. Es un reflejo de nuestra mundana existencia en un mundo consumista, donde todos “invierten” gran parte de su tiempo trabajando para poder pagar no solo por entretenimiento, sino hasta para sus necesidades más básicas (ej. los créditos que les descuentan de la pasta dental, minuciosamente contada), y es un ciclo que repiten una y otra vez como una cansada rutina sin aparente sentido. 15 Million Merits incluso cuenta con su propio sistema de clases sociales donde los menos atractivos y menos aptos son relegados a trabajos de limpieza, y quienes demuestran algún talento “extraordinario” logran salir del encierro que su mismo sistema ha creado.

Ahora, ¿por qué digo que no se está hablando de lo que podría pasar en el futuro, sino de lo que sucede en nuestro tiempo presente? La clave está en el final.

Durante el transcurso del episodio, debido a la información que nos es otorgada, nuestra mente se encuentra trabajando tratando de encontrar una explicación a qué tipo de desastre pudo haber llevado a la sociedad a “evolucionar” a tal punto de llegar a los extremos que este mundo nos presenta. ¿Habrá sido un desastre natural? ¿Habrá sido el mismo hombre y sus guerras? Pero cuando vemos a Bing en su nuevo departamento en la superficie y logramos ver lo que hay del otro lado de las ventanas, el panorama se vuelve más terrorífico, pues todo se ve completamente normal. Esto significa que la gente ha optado por este estilo de vida voluntariamente, no por necesidad.

Es aquí donde la verdad pega fuerte con nosotros como espectadores y así podemos relacionar todo lo sucedido con nuestra propia vida en el presente.

Black Mirror

La revolución como perpetuadora del sistema:
El intento de Bing para comenzar una revolución con su discurso en Hot Shots, aunque lo salvó a él, no logró su cometido, aunque sí cumplió una función importante que el mismo Juez Hope intenta explicar.

Debido a que las personas han crecido alimentadas con un punto de vista que se opone al expresado por Bing, ellos realmente no logran comprender por completo su discurso, aunque sí perciben la autenticidad de éste, lo que obviamente les despierta sensaciones que no habían experimentado antes. De alguna manera sienten que hay algo incómodo con su existencia actual, hay algo que está mal con el sistema, y al escucharlo articular su inconformidad de manera tan pasional, la función del “espectáculo” de Bing viene a saciar esa “hambre de revolución” que ellos tienen, aunque por el funcionamiento y la educación que el mismo sistema les ha dado no van a actuar al respecto de tales inconformidades.

Esto se relaciona mucho a lo mencionado en el filme Snowpiercer, estableciendo que las revoluciones y sus líderes son elementos esenciales para la preservación del mismo sistema que pretenden combatir. Sin embargo, aquí adquiere otro nivel de crítica, pues no solo se habla de que la revolución no cambia nada en el sistema: con Bing trabajando como un vlogger “revolucionario”, se convierte también en un producto que puede monetizarse. Esto refleja las formas reales de expresión en contra de las autoridades que el mismo sistema ha absorbido y “refabricado” para su venta y rentabilidad (como el movimiento punk) o incluso canales de noticias o de YouTube quienes utilizan estas posturas políticas para crear figuras de opinión con quienes se pueda lucrar sin un interés real por generar un cambio.

Así, en 15 Million Merits Bing se convierte en el líder que encabeza la lucha en contra del sistema que los oprime, pero su actuar es acorde a la planificación del sistema para beneficio de éste y de él mismo.

Black Mirror

Lo real y lo superficial:
Esto lo podemos presenciar a través de la experiencia de Abi, tanto con su participación en Hot Shot y la “oportunidad” que esto le brinda, así como con su relación con Bing.

A diferencia de las sensaciones prefabricadas de las actividades rutinarias a las que viven sometidos, la relación de Bing y Abi es algo auténtico donde ambos experimentan lo que es realmente el amor. Esta noción de “amor” es algo que no conciben, pues el mismo sistema les vende “amor” en la forma de los productos eróticos y pornográficos en los que eventualmente Abi terminará trabajando.

Todo esto es encapsulado en la canción que Abi canta: Anyone Who Knows What Love Is (Will Understand) de Irma Thomas, que trata de un amor que trasciende y no puede ser comprendido por el mundo que lo rodea.

Otro importante detalle es que tras la inocencia y autenticidad proyectada en la interpretación de Abi, al final ella es valorada solo por su cuerpo, haciendo referencia a la misoginia presente en la sociedad, percibiendo a las mujeres como objetos de placer o productos a ser consumidos, además de nuestra preferencia de lo superficial sobre lo real.

Black Mirror: Consumismo y revolución en 15 Million Merits

¿Qué te pareció?