Perdida

AMY: Nick loved a girl I was pretending to be. “Cool Girl.” Men always use that, don’t they? as their defining compliment. “She’s a Cool Girl”.” Cool Girl is hot”, “Cool Girl is game”, “Cool Girl is fun”, “Cool Girl never gets angry at her man, she only smiles in a chagrin, loving manner, and then presents her mouth for fucking”. She likes what he likes, so evidently he’s a vinyl hipster who loves fetish manga. If he loves Girls Gone Wild, she’s a mall babe who talks football and endures buffalo wings at Hooters. When I met Nick Dunne I knew he wanted “Cool Girl”, and for him, I’ll admit, I was willing to try.

Al no haber leído la novela de Gillian Flynn, no haré comparativos con el material original, sino que me limitaré a tratar lo que ha sido llevado a la pantalla grande, y al ser el mismo Flynn quien se ha encargado del Screenplay, confío en que los temas que han llegado al producto cinematográfico son coherentes y respetan su propio contenido en el libro.

Ha habido gran controversia en los medios calificando a Gone Girl como promotora de la misoginia, cuando en realidad es una crítica hacia ella y la cultura altamente machista de nuestra sociedad, pero utilizando aspectos de esa misma cultura misógina para llevar el mensaje al espectador.

El día en que celebran su quinto aniversario, Nick Dunne (Ben Affleck) regresa a casa para encontrar que hubo un ataque y que su esposa, Amy (Rosamund Pike), está desaparecida. Informa a la policía e inmediatamente empieza una ardua campaña mediática y de investigación para encontrar a Amy: pero mientras más evidencia va saliendo, va colocando a Nick como principal sospechoso del posible homicidio de su esposa.

Durante la primera mitad del filme, tanto la historia como las pistas nos van ayudando a conocer más de Nick: es un mentiroso, es infiel, es flojo y mediocre, etc. , haciendo que el espectador comience a dudar y pensar que realmente él es el culpable, que tal vez también esté mintiendo sobre el “asesinato” de Amy. A partir de la segunda mitad, los roles cambian. Conocemos las motivaciones de Amy y por su plan sabemos que no es una buena persona y que hace lo que hace porque quiere vengarse de Nick, aunque él tampoco es inocente, pues todas las fallas que le hemos conocido hasta el momento tampoco lo convierten en una buena persona.

Al final de Gone Girl, a pesar de que sabemos que Nick no asesinó a Amy, y que ella orquestó todo, estamos también conscientes de todas las mentiras que ambos guardan, todos los crímenes que ambos han cometido, de sus nefastas personalidades y el hecho de que a pesar de todo deciden continuar con la farsa para mantener limpia su imagen pública y sacar el provecho de la situación.

Otro personaje importante es Margo (Carrie Coon), la hermana de Nick, quien viene representando el papel del espectador: durante la primera mitad del film apoya incondicionalmente a Nick, pero conforme va avanzando la trama y van saliendo a relucir las mentiras de éste, tanto ella como el espectador empiezan a dudar de él.

Gone Girl, ¿feminismo misógino?

¿Qué te pareció?