Perdida

TEMAS:

Cultura machista y/o misoginia:
Todo gira en torno a la cuestión de la imagen que la sociedad tiene de la mujer. El plan de Amy está orquestado de tal forma que Nick se vea afectado precisamente por estos conceptos, colocando a ella como la víctima y a él como el victimario. Incluso David Fincher nos dirige como audiencia a ver a Nick de esta forma y a Amy como la víctima durante lo que podemos llamar el “primer acto”.

Eventualmente nos damos cuenta que ella no es la víctima del conflicto principal, sino la mente maestra tras un plan completamente desquiciado, aunque bien organizado, como venganza a su esposo (y nos enteramos que ya ha cometido actos similares anteriormente con otros hombres).

Pero sí es una víctima, pues empezamos ahora sí a conocer las razones de su actuar y lo que lo desencadenó, y las acciones y actitudes de Nick son las que llevan a Amy a efectuar su plan.

AMY: I am so much happier now that I’m dead. Technically, “missing”. Soon to be presumed dead. Gone. And my lazy, lying, cheating, oblivious husband will go to prison for my murder. Nick Dunne took my pride and my dignity and my hope and my money. He took and took from me until I no longer existed. That’s murder. Let the punishment fit the crime.

Incluso en los detalles de Gone Girl se percibe este tema. A pesar de estar investigando, en el departamento de policía la mayoría cree que Nick es el culpable, dejándose llevar por los estereotipos e imágenes que proyectan en Nick y Amy, viéndolo a él como “el tipo que suele cometer esos crímenes” y a ella como la “víctima completamente indefensa”.

Estas ideas están tan permeadas en la sociedad, que incluso cuando Amy reaparece y está dando su nueva versión de los hechos, la detective Rhonda Boney (la única mujer presente del departamento) empieza a cuestionarla sobre las inconsistencias de su versión con la evidencia encontrada, pero es ignorada por los demás oficiales para seguir escuchando la trágica (y falsa) historia de Amy como víctima de hombres abusivos, porque es más verosímil la mujer débil que la mujer pensante.

También Andie, la estudiante con la que Nick estaba teniendo un affair, al momento de salir en televisión para mencionar el amorío, su vestuario aparenta más el de una niña que el de la adolescente más liberal con la que ya la habíamos visto. Esto, evidentemente, porque dando la imagen de niña inocente, la gente culpará al hombre por corromperla; de lo contrario, bajo los dobles estándares e hipocresías sociales, la tacharían de “zorra”, sin más. La misma Amy comenta al respecto:

AMY: Why did she dress like a babysitter? (… ) The girl with the giant cum-on-me tits. Now she looks like a fucking mennonite.

Otro ejemplo, cuando se encuentran viendo los diferentes libros de “Amazing Amy”, Nick le pregunta brevemente sobre la relación de éstos con su vida. Ella menciona que a los 10 años tuvo que dejar tocar el cello, pero en el libro su personaje se convirtió en un prodigio; en la universidad intentó jugar volleyball, pero en el libro su personaje logró quedar en el equipo representativo; sin embargo, tuvo que agregarle a un perrito que la acompañara porque “tenía que hacerla más identificable”. Si bien el por qué no es explicado, sabemos que la intención debe girar en torno al tema debido a cómo todo en Gone Girl se relaciona con la percepción social de estos conceptos.

Perdida

Crítica al matrimonio:
O al concepto o “romantización social” del concepto de matrimonio.

AMY: We were happy pretending to be other people. We were the happiest couple we knew. And what’s the point of being together if you’re not the happiest? But Nick got lazy. He became someone I did not agree to marry. He actually expected me to love him unconditionally. Then he dragged me, penniless, to the navel of this great country and found himself a newer, younger, bouncier, Cool Girl.

Tanto Amy como Nick han mentido sobre quiénes realmente son desde que se conocieron: Amy siendo la “Cool Girl”, y Nick tratando de mantenerse a los estándares de ella. Uno de los principales motivos que llevan a Amy a ejercer venganza sobre Nick es precisamente el hecho de que no le tuviera el respeto que merecía, de que afectara su vida a pesar del esfuerzo que ella hacía por convertirlo en un hombre con quien valiera la pena estar, y sin embargo, él terminara mandando todo por la borda y además engañándola con otra mujer mucho más joven, quien también juega a ser una “Cool Girl”.

La crítica al matrimonio es también hecha explícita por este intercambio de diálogo entre Nick y Amy cerca del final de Gone Girl:

NICK: Look, you’re delusional. You’re insane. Why would you even want this? Yes, I loved you. And then all we did was resent each other and try to control each other, and cause each other pain.
AMY: That’s marriage.

Lo hacían antes y lo seguirán haciendo debido a su decisión de permanecer juntos, dando una imagen pública de un matrimonio feliz, pero en conflicto interno, sostenido por sus propios y egoístas intereses, sin haber respeto real del uno al otro. Si bien sus crímenes son de mayores proporciones que los de muchos matrimonios, no es falso decir que muchas parejas en la realidad se mantienen juntas envueltas en mentiras solo por la cuestión de imagen social.

Perdida

Crítica a la prensa y medios de comunicación:
Durante Gone Girl, la opinión pública es moldeada en base a lo mencionado en los medios de comunicación (con algunas pocas excepciones).

Esto es hecho evidente sobre todo cuando, cerca del final, Ellen Abbot (cuyo personaje es básicamente una sátira de Nancy Grace), hablando sobre la manipulación y sensacionalización de la información solo para obtener más rating, sin importar las consecuencias o los afectados.

NICK: You went on national television and told people that I murdered my wife.
ELLEN: Well, I go where the story goes.
NICK: You implied that I had carnal relations with my sister.
ELLEN: I didn’t use the “I” word. I said you two were “extremely close”.
NICK: You and a panel of nitwits diagnosed me as a sociopath.

Gone Girl, ¿feminismo misógino?

¿Qué te pareció?