Maps to the Stars

Maps to the Stars es la más reciente entrega de David Cronenberg. Una chica con cicatrices de quemaduras llamada Agatha (Mia Wasikowska) regresa a California tras un largo periodo de ausencia. Por recomendación de su “amiga vía redes sociales” Carrie Fisher (interpretada por ella misma), Agatha termina trabajando como asistente personal de Havana Segrand (Julianne Moore), una actriz en declive y con algunos traumas a causa del abuso sexual cometido por su madre Clarice Taggart (Sarah Gadon), famosa actriz ya fallecida cuya película más importante está siendo readaptada y Havana intenta desesperadamente obtener el mismo papel para interpretarla. Como intento para superar el pasado, Havana asiste a terapias con el Dr. Stafford Weiss (John Cusack), importante autor de un libro de autoayuda. Junto con Cristina (Olivia Williams) el Dr. Weiss, a su vez, es padre de Benjie Weiss (Evan Bird), estrella infantil rehabilitada y hermano de Agatha.

Dentro de la historia que incluye dos importantes relaciones incestuosas, así como todo un festín de personajes altamente desagradables, Maps to the Stars es una ferviente crítica hacia la decadencia de Hollywood, la industria cinematográfica y el mundo de las celebridades.

Maps to the StarsEl estado incestuoso de Hollywood:
La inclusión de relaciones incestuosas en la narrativa de Maps to the Stars no es accidental, ni por shock-value, pues cumple una función de crítica en cuanto a la propia opinión de Cronenberg sobre el estado actual de Hollywood. De acuerdo a los elementos presentados por el propio director en su obra, la decadencia en la industria cinematográfica de Hollywood y su incapacidad de producir nuevo contenido de calidad es debido a su origen “incestuoso”, viendo su creación en manos de un selecto grupo élite que no permite la entrada a “nueva sangre”, mentes frescas que le ayuden para poder salir del ciclo de degeneración de contenido en el que se encuentran.

La forma en que Agatha obtiene su puesto de asistente, como el persistente trabajo de relaciones públicas que tanto Havana como Benjie realizan para conseguir sus papeles, habla precisamente de la necesidad de pertenecer a tal importante círculo, pues de lo contrario no podrán conseguir sus objetivos en el medio.

Esta crítica es también reforzada a través de los proyectos en los que todos los personajes aspiran a participar, o en los que logran hacerlo:

1. Havana busca participar en un remake, Stolen Waters;
2. Benjie participa en una secuela, Bad Babysitters 2;
3. Jerome obtiene un papel en Blue Matrix, que aunque no es mencionado, hace referencia a la serie de TV, parodia de Star Trek, presente en la novela de Bruce Wagner I’m Losing You, lo que convierte al proyecto, de cierta forma, en una adaptación de TV a cine.

Maps to the StarsCrítica a Hollywood, en general:
A pesar de tener talento, Havana no puede obtener buenos papeles por su edad, siendo estigmatizada y criticada por esta razón, tanto por los productores y directores como por los actores de las nuevas generaciones.

Benjie es otro de los casos de niños autodestruidos por la fama a tan temprana edad, habiendo sido víctima de adicciones (en el filme hacen referencia a Drew Barrymore como un ejemplo de actriz joven que salió adelante tras su rehablitación).

Cuando Benjie y sus amigos se encuentran en una fiesta, la conversación que tienen cumple la función de criticar el excesivo y ridículo culto a las celebridades por parte del público, pues una fanática de uno de los actores pagó altas sumas de dinero por las heces del actor. Evidentemente, una forma nada sutil por parte de Wagner y Cronenberg de hacer referencia al consumo de filmes y productos de pésima calidad pero con éxito en taquilla, consumidos por la gente por el simple hecho de que incluyen a su artista predilecto.

Falsedades y el manejo de la imagen pública:
Si bien está presente en muchas interacciones, destaca cuando Agatha sube a la limosina de Jerome por primera vez, ella presume de su relación con Carrie Fisher, tratando de ser vista con más importancia por estar en contacto con alguien famoso dentro del medio. A su vez, Jerome menciona que ha estado pensando en unirse a la Cienciología, pues puede ayudar a su carrera artística.

También la visita de Benjie al hospital con la niña víctima de linfoma no hodgkiniano, que su publicista equivocadamente confunde con SIDA. Tal visita es realizada con el fin de mejorar la imagen pública de Benjie tras su rehabilitación, en preparación para la producción de su nueva cinta. Este aprovechamiento viene a atormentar a Benjie posteriormente, pues la niña hace continuas apariciones que lo van sacando de quicio poco a poco.

Maps to the StarsPasado en el presente:
La aparición de los fantasmas en Maps to the Stars simboliza los traumas del pasado que continúan vigentes en el presente, y solo los vemos manifestados con los dos personajes que tienen relación con una producción cinematográfica importante. El fantasma de la madre de Havana Segrand la atormenta debido al trauma del abuso sexual que ésta le causó, así como un recordatorio del éxito profesional que no ha podido alcanzar. Para Benjie, la niña del hospital es un recordatorio de la falsa imagen que está forzado a proyectar debido a su previo problema de adicción. El fantasma de Micah, hijo de Azita, no cumple exactamente esta función, pero sirve para ligar temáticamente el camino profesional de Benjie y Havana: la muerte de un niño fue lo que permitió a Havana obtener el papel, mientras que la muerte de un niño será lo que prive a Benjie de interpretar el suyo.

Desde la concepción de Benjie y Agatha como producto de una relación incesutosa, hasta su reiterado intento de repetir la perversa historia de sus padres, e incluso el desesperado deseo de Havana de convertirse en su madre, cada parte de la historia intenta ser una metáfora de la incesante decadencia y reciclaje de la industria Hollywoodense.

Maps to the StarsCriticando el dañino culto a las celebridades, la hipocresía y desensibilización involucrada en el manejo de la imagen pública, así como los efectos mediáticos, y la interminable reproducción y consumo de los mismos productos que sesga la innovación y la creatividad en las obras fílmicas.

Y sin olvidar la relación que las conductas de estas personalidades del medio artístico tienen con nosotros, pues nuestro propio desenvolvimiento en la sociedad no dista mucho de lo que los personajes en Maps to the Stars están viviendo, interpretando falsos papeles ante los demás mientras (sobre)vivimos con los fantasmas de nuestro pasado.

Maps to the Stars, la degeneración incestuosa de Hollywood

¿Qué te pareció?