Lou Bloom (Jake Gyllenhaal) es inteligente, perseverante, disciplinado, se ha auto-educado en muchas áreas vía internet, aprovechando todos los recursos que tiene a su disposición. A pesar de su evidente sociopatía (o gracias a la misma) tiene un excelente control para hablar, persuadir y negociar, lo que lo convierte en un ser peligroso, capaz de conseguir lo que quiere a cualquier costo.

Nuestro sociópata funcional que protagoniza el filme, se encuentra desempleado en Los Angeles. Durante una noche, presenciando un accidente automovilístico, ve a Joe Loder (Bill Paxton) filmando el incidente. Su trabajo es el “nightcrawling”: una especie de recolector de material en video, freelance, que graba accidentes, asaltos y violencia urbana en general, para luego vender dicho material a los canales de noticias en televisión. Tras presenciar este incidente, Lou decide comenzar a dedicarse a esta profesión, y eventualmente contrata a Rick (Riz Ahmed), un vagabundo con alta necesidad de conseguir dinero rápido.

En el canal de televisión, XNLA, tenemos a Nina (Rene Russo), la directora de noticias, quien por necesidad de rating y de poder hacer más dinero, entabla una relación profesional con Lou, pensando que puede aventajarlo y al mismo tiempo aprovechar el material que él les proporciona. Esto, dada la inteligencia y aptitudes de Lou, provocará enredos para Nina, aunque laboralmente sí le está dando los resultados que buscaba.

Conforme Lou va creciendo en este negocio (al punto que se nombra ya como una agencia independiente de noticias), y conforme va aprendiendo más en las cuestiones técnicas, también va llegando más lejos, al punto de llegar a obstruir a las autoridades, a manipular los hechos (reacomodar el cadáver para que quede mejor en la composición de la toma, por ejemplo) e incluso a llegar provocar los crímenes y actos violentos con tal de captarlo en exclusiva y poder vender el material a elevadísimos costos.

Sensacionalismo y manipulación de información:
Uno de los temas presentes en el guión de Nightcrawler es precisamente sobre la manipulación que los medios de comunicación hacen de la información con tal de poner vender más, recurriendo al amarillismo y al sensacionalismo. Esto es hecho muy evidente en este intercambio de diálogo:

FRANK: John’s got a source on the task-force who says they found drugs at the Granada Hills House: cocaine in wrapped packages hidden in crawlspaces, over 50 pounds, and they confirmed it with the investigator in the scene.
It wasn’t a home invasion, it was a drug robbery!

NINA: Give it to the noon-crew

FRANK: This is news!

NINA: It detracts from the story.

FRANK: It is the story.

NINA:
The story is urban crime creeping into the suburbs. That’s the story.

Sobre todo ahora con los nuevos medios de comunicación, como el internet y las redes sociales, los viejos canales de noticias en televisión y los medios impresos recurren al amarillismo y al sensacionalismo para lograr atraer la atención, llegando a la manipulación de la información con tal de conseguir audiencia. La violencia es un blanco fácil pues entre el juego que se da con el pánico y terror colectivo junto con el morbo, la gente se siente atraída y cae a consumir el producto (la noticia en este caso), confiando ciegamente en el medio periodístico, pues su “ética” en teoría no les permitiría mentirle a la población. Pero el dinero habla, y los valores no cuentan en esta ecuación. No hay gran diferencia entre la sociopatía del “monstruo” que es nuestro protagonista (Lou), a la actitud de estos medios, o a la de nuestra misma sociedad.

Desensibilización de la violencia y la apatía en la sociedad:
Relacionado con lo anterior, Nightcrawler utiliza principalmente las noticias y el periodismo sensacionalista como vehículo para transmitir este mensaje.

La violencia y la tragedia son utilizadas para lucrar, manipulando la información sin importar la ética periodística de informar, sino simplemente por ofrecer un espectáculo, sin la preocupación de los efectos que éstos tengan en la gente.

NINA: Home invasion in Granada. He got there before the cops. We have 10 minutes before air-time. How much of this can we show?

LINDA: You mean legally?

NINA: No, morally… of course legally!

Como la sociedad se ha ido acondicionando de esta forma, la audiencia consume ávidamente esta violencia, desensibilizándose al respecto, pero alimentando su morbo.

Esto se trata no solo de los medios de comunicación y la manipulación de información y exhibición de la violencia para su propia ganancia, sino de los efectos de ésta misma sobre la gente.

Nightcrawler realiza una crítica silenciosa, pero voraz, sobre nuestros hábitos de consumo, sobre nuestra tendencia a la violencia, sobre la morbosidad que corroe nuestro vivir día tras día y la peligrosidad que es el ser humano para él mismo en el mundo actual.

La sociedad genera violencia que es consumida y distribuida por la sociedad misma, y este consumo y distribución a su vez genera la violencia, y el ciclo se repite continuamente.

De acuerdo a Gilroy, entonces, podemos decir que en Nightcrawler, Lou Bloom no es el héroe, ni es el villano: Lou Bloom es el reflejo de nuestra sociedad sociópata.

Nightcrawler y la sociedad sociópata

¿Qué te pareció?