Solo Dios Perdona

JULIAN: You want to fight?

Tras el éxito de Drive, Nicolas Winding Refn nos entrega un filme más acorde al estilo de sus previos trabajos, por lo cual no es de extrañarse que los críticos hayan criticando duramente (aunque injustamente) esta obra que debajo de su violenta cubierta esconde una temática, hasta cierto punto, positiva.

Julian (Ryan Gosling) es un mánager de un ring de box, también a cargo del lavado de dinero del narcotráfico manejado por su madre, Crystal (Kristin Scott Thomas). Ambos están buscando a Chang (Vithaya Pansringarm), el policía tailandés que mató a Billy, hermano de Julian. Conocido como el “Ángel de la Venganza”, Chang se da a la tarea de hacer justicia bajo su propia mano en las peligrosas calles de Bangkok.

Aquí lo importante no es tanto la historia, sino lo que ésta simboliza, donde Nicolas Winding Refn se apoya altamente de los elementos visuales y de los personajes, dejando de lado el diálogo de exposición. Only God Forgives no es un filme para espectadores pasivos, pues requiere de su entera atención para descifrar lo que está viendo en pantalla: la búsqueda de sentido y de redención de un hombre que no busca el perdón de sus crímenes, sino que éstos sean un recordatorio de su oscuro pasado, y la forma de llevarlo a cabo es encontrarse con Dios mismo.

Only God Forgives: La redención y la búsqueda de sentido

¿Qué te pareció?