La Chica Danesa
Hay que dejarlo en claro: aunque es un logro en sí el poder presentar estos personajes en una cinta de alta distribución comercial, hay que cuestionarnos si realmente está cumpliendo una labor progresista en el tema, o si, por el contrario, está complicándolo más para la mayoría que lo desconoce.

Lamentablemente, la segunda opción es el caso con The Danish Girl. El guión trata a Lili Elbe de una manera cobarde, segura y superficial para no incomodar a las masas, cuyas consecuencias son sufridas en su personaje plasmado en la pantalla grande.

Siendo probablemente el filme más Oscar-baity de la temporada, está construida de manera que el público no sea retado de ninguna forma, forzándolos a la pasividad ante un tema que debería llevarlos a reflexionar sobre la cuestión de la transexualidad.

En teoría, la intención de rescatar la vida de quien se sometió a una de las primeras operaciones de reasignación de sexo debería llevar al espectador a comprender la psicología de quien vive con esta discordancia entre su identidad y su biología, para así dejar de discriminar injustificadamente en base a prejuicios.

La Chica DanesaSin embargo, The Danish Girl, a costa del miedo de adentrarse en la psicología de Lili, y en busca de no alienar a su público, termina mostrando a un Einar definido enteramente por las apariencias, sin preocuparse en lo más mínimo de construir su persona. ¿Qué sabemos de Einar/Lili por lo que tenemos en pantalla? Su personaje en el guión está enteramente definido por la no concordancia de su género con su cuerpo, y nada más. Hay un momento en el que Gerda cuestiona a Lili sobre por qué no pinta, y la respuesta en el filme omite por completo el hecho de que el vínculo de la pintura con la identidad de Einar es lo que provoca el conflicto interno en Lili que no le permite continuar con su carrera artística.

Este trato tan superfluo hace ver a Einar como un hombre con una necedad por vestirse de mujer sin importarle en absoluto el daño propio o ajeno resultante, lo cual claramente no es un referente sano para la comunidad trans, ni una forma adecuada de representar a la verdadera Lili Elbe, y sobre todo, no avanza en nada la lucha por erradicar la discriminación y el maltrato hacia esta minoría, pues difunde una imagen equívoca de lo que realmente significa ser una persona trans.

La Chica DanesaAunque hay cambios que son necesarios para el proceso de adaptación (como el reducir el número de operaciones de cinco a solo dos), hay otros cuyas justificaciones no son tan perdonables. Tal es el caso de Gerda, cuyo personaje es el más mutilado y el que más se aleja de la realidad, pues Lili y Gerda vivieron en París presuntamente como una pareja abiertamente lesbiana, donde lejos de vivir en constante conflicto ambos disfrutaban de su compleja relación, la cual es mucho más interesante que reducirla simplemente a un rol de apoyo dependiendo completamente del (problemático) desarrollo de Einar/Lili en el filme.

Además, la escena donde Lili es atacada por dos hombres cuando transita por un parque es incluida de forma desperdiciada e irresponsable, ya que no hay relevancia de tal suceso en el relato que están contando, y por otra parte, la importancia de este tipo de agresiones con la realidad que vivimos actualmente obliga a que se desarrolle y toque el tema, sobre todo si tu historia, como The Danish Girl, tiene relación con ello.

Entre los argumentos en defensa de The Danish Girl, es común escuchar el clásico “si no lo has experimentado, no puedes criticarlo”. Difiero. Si uno necesita vivir exactamente lo mostrado en pantalla para poder comprenderlo, entonces el trabajo del director no está bien ejecutado, sobre todo si tomamos en cuenta que el demográfico al que el filme se dirige no es el público trans que ya ha vivido la experiencia de transformación, sino al espectador común que desconoce del tema. Es la labor del realizador audiovisual el comunicar de forma efectiva esas situaciones y emociones para que el espectador las pueda recon0cer y comparar con las propias. En este caso, uno de los objetivos es que quienes no son transgénero eliminen sus prejuicios y que comiencen a ver a estas personas como seres humanos.

The Danish Girl y su fracaso en la inclusión trans
Etiquetado en:                            

Un pensamiento en “The Danish Girl y su fracaso en la inclusión trans

¿Qué te pareció?